Mostrando entradas con la etiqueta victimismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta victimismo. Mostrar todas las entradas

miércoles, 12 de diciembre de 2018

Prat de la Riba

catalanismo: fanatismo, victimismo, arrogancia, hipocresía y castellanofobia


Lo mateix Prat de la Riba, prinsipal ideólogo del nassionalisme catalá, u explicabe perfectamén. Lo odio sirá la prinsipal pauta de esta nova generassió, y la mentira y la victimissassió les seues ferramentes a nivells no vists abáns. A partí de la década dels 80 del siglo XIX íxen una serie de catalanistes que personificarán la pijó cara del catalanisme: fanatisme, victimisme, arrogánsia, hopocresía y castellanofóbia.

https://www.dolcacatalunya.com/2014/05/prat-de-la-riba-padre-del-nacionalismo-reconoce-que-esta-ideologia-es-obra-de-lodio/

Prat de la Riba, nacionalitat catalana


https://www.larazon.es/cultura/prat-de-la-riba-el-hombre-que-antepuso-cataluna-a-dios-BD16737240

https://www.libertaddigital.com/opinion/ideas/prat-de-la-riba-el-sistematizador-1276223917.html

https://www.josemariamarco.com/la-libertad-traicionada/la-nacionalidad-catalana-enric-prat-de-la-riba-1870-1917-2/

https://cronicaglobal.elespanol.com/pensamiento/historias-cataluna/prat-riba-padre-patria_132776_102.html

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/p/prat.htm

https://www.lavanguardia.com/cultura/20170814/43560077277/prat-de-la-riba.html


Lo del “espanyansroba” y “ensvolenaixafar” no es accidental. Su inspiración está en el creador de la Mancomunitat, homenajeado por Artur Mas

En 1907 el catalán Francisco Jaume escribía que “una de las mentiras más indignas de los catalanistas es la de hacer creer a los catalanes que somos odiados por los castellanos, cuando es perfectamente lo contrario”.
No se equivocaba. Prat de la Riba, uno de los creadores del nacionalismo, formuló este “dogma del odio” nacionalista en su libro La Nacionalitat catalana (1906):
“Calia acabar d’una vegada aquesta monstruosa bifurcació de la nostra ànima, calia saber que érem catalans i que només érem catalans, sentir lo que no érem per a saber clarament, fondament lo que érem, lo que era Catalunya. Aquesta obra, aquesta segona fase del procés de nacionalització catalana, no la va fer l’amor, com la primera, sinó l’odi”.

Ja sabiem que el nacionalisme es basava en mites, mentides, exageracions i sentiments negatius. El que no sabem és què en pensa mossèn Joan Costa, que diu que “el nacionalisme és una virtut”. Curiosa “virtut” obra de l’odi…