2-8-1983. Han dormido bastante bien, menos mal que llevaban la colchoneta. La mañana la dedican a ver Panticosa, hacer fotos, e intentar hablar con los que les han dicho en Tramacastilla. Averiguan por el paradero de estos dos hombres pero, tanto a Sixto como al carnicero de casa Lauré no les pueden grabar pues se excusan diciendo que no tienen tiempo; seguramente les cogen en mal momento.
Migalánchel Pérez en el pueblo de Panticosa. Migalánchel Pérez en a billa de Pandicosa
Por la tarde tienen más suerte y pueden conversar y grabar a varios vecinos del lugar en la plazeta del barrio de la Parra.
Juan José Pes les dice un pregón en pandicuto, alguna charrada y canción, nombres de montes y sus vivencias sobre la pérdida del pandicuto en la escuela.
Mariano Giménez comenta muchos charrazos en pandicuto, expresiones y jotas.
Juana, de casa O Pifo, charrazos y una canción.
José María Lorenzo (O Pifo), dichos de Biescas y Panticosa, motes de los pueblos del Valle y pregón.
Lo más importante de las grabaciones se publica como artículo en la rebista “Orache”, nº 4, pág.9, Ibierno 83-84, con el título “Cantas, fablazos y autras cosetas de Pandicosa” – Edita “Ligallo de Fablans de L’Aragonés”.
Migalánchel Martín y Migalánchel Pérez en el pueblo de Panticosa. Migalánchel Pérez en a billa de Pandicosa
Cantas, fablazos y autras cosetas de Pandicosa
Cuan en bella rufierta, u charradeta d’una colla de chen, amanezen as parolas “Bal de Tena” u “Panticosa”, o normal ye que a fabladera s’esbarre enta custións como istas: politos mons, altas tucas con cuñestras de niéu eterna, instalazións turistícas, natura salbache e ibóns de gran polideza. L’ambiesta no puéstar más idilíca.
Con tó y con ixo, Panticosa y á Bal de Tena son tamién unos nuclios umanos chusmesos a un fortal prozeso d’aculturazión y desenradigamiento, prozeso empezipiato á primérs de sieclo y no pas aturato dica uey.
No cal i- meter muitos d’exemplos: os prozesos urbanistícos acotoladórs de ro tradizional, o desaloxe y prosímo orchegamiento de ro lugar de Lanuza y l’estricallo y acotole de a fabla tensina, de ra que sólo remane (y malamén) o panticuto.
Astí dezaga biene una chiqueta replega d’esprisións, bandos de o conzello, jotas, eztr. qu’enrechistremos en Agosto pasato. Disgraziadamén ya no se charra asinas cutianamén en Pandicosa, y os poquéz qu’encara lo fan son consideratos como eszeuzións u piezas de museyo. A falta de conzenzia lingüistíca ye total. Dimpués de muitos esfuerzos trobemos presonas que agún remeraban bien a suya forma d’esprisión de a nineza y chobentú, istos son os que se deixoron grabar. Os autros os que mellor en alzaban, no querioron saper cosa, ¡malamén!

EXPRESIONES, CANCIONES Y DICHOS EN PANDICUTO
“T’alcuerdas que me dijiós
en o rincón de lo fuego
que me querebas á yo
más que á ra luz de tus güellos”.
“Cuando baxas ta ra cuadra
y te pichas en o fiemo
hasta lo cochín s’espanta
de ber aquello tan fiero”.
“Panticosa, billa ermosa,
la más alta d’Aragón
todas as mullérs lleban
en a pocha o botellón”.
“Que pajarraco ye aquél
qu’otula n’aquel ramizo
anda y dile que no otule
que si puyo lo escornizo”.
“Tenebamos una crapa
la emos perdito
nos emos quedato sin leche
la emos jodito”.
“En o barrio de ro Bico
entre Pesico, Pelaire y Martón
cruzificaron á Jesucristo
en a bodega de Catarrón”.
(De “O Pifo”, mote de un bezino de o lugar)
“En casa nuestra no me casca nadie: ni “Tastolito”, ni “Chanito”, ni “Chincheta”, ni “Simón”, ni la biella… pero lo biello ¡m’arrea cada chulapina que me chode!”
“Tutes ban, tutes benen, empuchón y t’a mata”. (Se refiere á una raposa que abientan unos bezinos de ro lugar por aber matato unas pirinas).
“Has oíto; pus ixo”.
“¿De ó bienes? -De a Ripera, que ha parito una baca y ha perdito lo ternero y la he tenito que baxar porque no había echato as esparrias. L’he subito ro recau á lo pastor y l’he baxato los pedáls pa que l’en labaran, que os teneba tós esperrecatos y plenos de forás”.
Un nino plega ta casa tó alticamato y dize: ¡Mama! -¿Qué?- O cochín de lo morro torzito s’ha caíto ta ra Tachuala”.
Ye diya de confesións en a iglesia. Plega uno con un macho clamato “Cuco”, lo ata á la entrada y dize en boz alta dentro de ro templo: “Ni he robato, ni he matato, ni he feto mal á ninguno. M’en boi que tiengo á “Cuco” atato afuera”.
“B’eba dos pastores y la uno empaquetó una zagala d’allá de a ribera’l Guarga ¿sabes? Mecá… pero teneba un ermano que no era muy completo de sesera… y la fa casar con él. Pero que llega la noche bolásela n’a cama y dize lo ermano que se había casato: -Oye, pues yo astí no me bolo enzima ra cama con ella ¿eh?, n’ixas sabánas tan frías… ¡en ixa nebera yo no me clabo! Mira yo me boi á echar debaxo ra cama con os pelletóns y tú t’echas con ella arriba en a cama y yo no quiero saber nada. –Con que se lebantan por la mañana y le pregunta ro ermano qu’eba dormito n’a cama á l’otro: -¿Qué tal has dormito?- y dize ro fato: -yo debaxo ra cama bien; pero busotros… ¡bien joditos de frío!, ya he oíto que quisclilleaba ra cama ya, toda la noche la cama: “triquitraque”, ¡ya tos joderéis ya!”
“Una bez fuimos á robar zirgüellos yo con o zagal d’astí bezino, y á lo que plego ta casa me dize mi padre: -¿D’ande sales? –De coger zirgüellos. –Y ¿con quí has estato? –Con o compañero, yo m’en fuó…! Pero él aún s’estó!”
“De orden de o señor alcalde
se fa saber:
que salga un bezino de cada casa
con jadas, picos y estráls
á matar un pajarraco que b’ha en “O Pinarillo”
que fa: “cú-cú”.
(Iste pregón yera una chiqueta chuzonería que se feba á os de atro lugarón de a redolada).
“De orden de o señor alcalde
se fa saber:
que s’ha escapato un crabito escornato
de ra casa Consistorio,
ni mui gordo ni mui flaco,
y s’en ha ito por o barranco lo Bachato
el que lo trobe y lo atrape
que lo degüelba ta ra casa consistorial,
que será gratificáu con dos panes de toña”.
(Anque no conoxen l’orixen d’iste pregón, lo acumulan á os fináls de ro sieclo XIX).
Dica astí a replega. Como podéz comprebar os temas son cuasi siempre chuzóns, ista traza de conzeutuar a fabla remane en os mesmos chóbens, que “fan charradas” en as borinas, pa enfuelgá-se u por “fer a figa”. Ye triste l’estáu en que se troba l’aragonés en ixa y en otras redoladas. Pero pior serba que no s’en alzase miaja ¿berdá?
O nuestro agradezimiento ta ras presonas que i-colabororon, en espeziál á D. Mariano Giménez, de qui recullimos a mayor parti de todas istas cosetas.
Y emos plegato á ro cabo; que plantéz fuertes y tos déz güena bida tos deseyan á toz, buestros amigos qu’en son:
Os Zerrigüeltaires